Selección de restaurantes en Bruselas

chez leon

Para los turistas no resultará difícil encontrar un buen sitio para comer en Bruselas, aunque para encontrar los mejores sitios será imprescindible informarse primero y para ésto es ideal preguntar a los lugareños. Una gran cantidad de restaurantes salpican sus calles y la oferta va desde la comida rápida hasta la más fina gastronomía nacional e internacional. También encontraremos franquicias de comida rápida como los clásicos McDonalds, aunque es preferible acercarse a alguna “friterie” donde podremos elegir entre una mayor variedad de comidas.

Por otra parte, también hay puestos de gofres (con frutas, chocolate o frutos secos) y chocolaterías, tiendas especializadas en galletas y panes y un largo etcétera. Y es que la gastronomía en Bélgica es un tesoro nacional.

Veamos algunos ejemplos representativos:

La Maison du Cygne es uno de los más lujosos restaurantes de Bruselas. Situado en la Plaza Central, ocupa el segundo y tercer piso de una lujosa mansión del siglo XVII, que en otros tiempos fuera la sede del partido comunista y donde Carl Marx y Friedrich Engels redactaron su famoso manifiesto en 1848. El interior conserva el aspecto de mansión antigua, con escaleras de caracol en madera, alfombras rojas, decorada en tonos de verde oscuro y con adornos en dorado. Aquí podemos disfrutar de una exquisita cocina franco-belga con algunos toques de innovación, una impresionante bodega con más de 20.000 botellas de vino y un servicio inmejorable. Posee cuatro salones, con capacidad para 18, 24, 32 y 72 personas y es posible reservarlos para comidas de negocios o eventos. No es un restaurante barato pero vale la pena darse el capricho.

  • Dirección: Rue Charles Buls, 2 (en la misma Plaza Central)
  • Precios: desde 50 euros por persona (entrante, plato, postre y bebida)

El restaurante Les Briggitines, au marches de la chapelle, aunque un poco alejado del centro de la ciudad (a unos 10 minutos a pie desde la Plaza Central) bien merece una visita. Con un interior lujosamente decorado (en madera, verde y dorado), aquí se puede disfrutar de una cocina diferente y de algunos platos únicos, además de un trato cálido y atento por parte del servicio. Tuve la ocasión de probar la mejilla de ternera (cocida durante 4 horas) y en salsa de cerveza y rábano rosado, una especialidad del chef, realmente deliciosa.

  • Dirección: Place de la Chapelle, 5 (frente a la iglesia)
  • Precios:  desde 40 euros

El restaurante Chez Léon es otra buena opción para comer. Se trata de un restaurante familiar, muy popular entre los turistas y con una buena relación calidad-precio. Aquí se puede disfrutar de los platos más típicos de Bruselas, y entre ellos, la especialidad de la casa son los mejillones (moules), preparados de diversas maneras (al vino blanco están muy ricos) y acompañados de las siempre deliciosas patatas fritas belgas. También posee diversas opciones de menú muy económicas e incluso un menú infantil gratuito. A modo de curiosidad hay que destacar que es el restaurante más grande de toda Bélgica (con capacidad para más de 220 personas) y también el más antiguo de la ciudad. Quizá resulte un poco caótico a veces, porque suele estar a rebosar, pero es de lo más animado que se puede encontrar en la ciudad.

  • Dirección: Rue des Bouchers, 18
  • Precios: desde 30 euros por persona

El restaurante Royal Brasserie Brussels es otra buena opción con una buena relación calidad/precio. Se trata de un restaurante de diseño elegante (decorado en negro y suaves tonos de verde y rojo), muy acogedor y con bastante ambiente, os lo recomiendo. Este restaurante es muy popular entre los habitantes de Bruselas. Aquí pude probar un delicioso pato a las tres pimientas y un exquisito mousse de chocolate amargo para chuparse los dedos.

  • Dirección: Rue de Flandre 103
  • Precios: desde 25 euros

El café-brasserie A la Mort Subite, aunque no es propiamente un restaurante, si que se ha hecho famoso por su “taperío”, que incluye además de sandwiches, ensaladas y snacks, una variada carta de tortillas (de jamón y queso, bacon, tomate o setas entre otras). También posee una excelente selección de cervezas (incluso una propia) tanto belgas como de importación.

  • Dirección: Warmoesberg 7
  • Precios: desde 10 euros

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top