Como son los transportes en Bruselas

bicicletas en Bruselas

Moverse por Bruselas puede resultar algo complicado al principio, sobre todo si uno no está acostumbrado a las grandes ciudades (y Bruselas lo es), sin embargo, el sistema de transportes está muy bien organizado. Lo primero es familiarizarse con las tres principales estaciones de la ciudad, la Estación del Norte (Gare du Nord), la Estación Central (Gare Centrale)  y la Estación de Midi (Gare du Midi o Brussel Zuid).

La misma compañía (STIB) se ocupa de los autobuses, del tranvía y del metro, de modo que los billetes nos sirven para los tres medios de transporte. También es posible adquirir un abono, por viajes o por días (24, 48 o 72 horas con un número ilimitado de viajes dentro del tiempo) y usarlo donde más nos convenga en cada ocasión.

Los tickets se pueden comprar en kioskos, en las agencias comerciales BOOTIK, en la ventanilla o en las máquinas expendedoras de la estación y en el mismo autobús, pero en el último caso nos costarán un poco más caros.

También existe una línea directa de autobús entre la Estación de Midi y el aeropuerto de Charleroi, el Brussels City Shuttle. Sale cada media hora desde la puerta de la estación (o del aeropuerto) y tarda unos 40 o 50 minutos en llegar. El billete cuesta 13 euros y es necesario comprarlo en ventanilla. El primero sale desde Bruselas a las 4:00 horas y el último que sale desde el aeropuerto lo hace a las 24:00 horas.

Precios:

  • Simple: 1,80 euros (con trasbordo)
  • 5 viajes: 7,50 euros
  • 10 viajes: 11,80 euros
  • Por 1 día: 6 euros
  • Descubre Bruselas (exclusivo para turistas):  24 horas por 6 euros, 48 horas por 10 euros y 72 horas por 13 euros
  • Línea hasta el Aeropuerto Nacional de Bruselas: 3,50 euros (en ventanilla) y 6 euros en el mismo autocar

Las líneas de tren que convergen en Bruselas convierten a esta ciudad en el punto de partida ideal para visitar el país e incluso visitar otros. Los trenes nacionales los gestiona la compañía B-Rail y luego encontramos líneas internacionales de alta velocidad como el Thalys que nos permiten viajar a París o Ámsterdam, y el Eurostar nos lleva hasta Londres atravesando el Canal de la Mancha.

En cuanto a los taxis, es muy importante recordar que no funcionan de la misma manera que en España y otros países, para poder conseguir uno es imprescindible ir a una parada o llamar por teléfono a la centralita. Quizá tengamos suerte, pero es bastante difícil parar uno por la calle. A partir de las 22:00 horas, comienza la tarifa nocturna

Pero si queremos movernos en bicicleta tendremos a nuestra disposición nada menos que 2.500 bicicletas repartidas por casi 200 estaciones a lo largo y ancho de la ciudad. Esta iniciativa lleva el nombre de Villo y funciona las 24 horas durante toda la semana. Al no ser residentes, si queremos hacer uso de ellas, tendremos que comprar un abono temporal (1 semana como máximo), para ello será imprescindible disponer de tarjeta de crédito y tener al menos 150 euros en la cuenta (a modo de fianza que se cobra sólo si incumplimos las normas de uso).

Precios:

  • Abono permanente: 30 euros por año
  • Semanal: 7 euros
  • Diario: 1,50 euros

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top