Comer en Bruselas

restaurante-chez-leon

Uno de los principales atractivos turísticos de Bélgica es su gastronomía, y como no podía ser menos, comer en Bruselas es todo un placer. No sólo existe una gran cantidad y variedad de restaurantes bruselenses (nacionales e internacionales), sino que además hay numerosos lugares especializados en pescados y marisco, carnes o con una carta exclusiva. También tiene aquí su representación la comida rápida, pues las “fritteries” son todo un emblema de Bélgica y en ellas podemos disfrutar de sus famosas patatas fritas. Otras especialidades propias de Bruselas son la cerveza y la repostería, sobre todo en la elaboración de chocolates y gofres.

Encontrar un buen sitio para comer es simplemente una cuestión de preferencias y en algunas ocasiones, también del bolsillo. Aunque no hay que preocuparse ya que la calidad media de los restaurantes es realmente buena. Hay de todo, y lo que os aconsejo es (como siempre) preguntar a los lugareños por sus restaurantes favoritos o por los que tienen más fama en la ciudad.

ENTRANTES

Algunas delicias típicas son las croquetas de gambas o de queso, los mejillones con salsa o al vino blanco (aunque por supuesto la estrella son los mejillones con patatas fritas), el pan con queso fresco y sal o los huevos con jamón y tocino.

CARNES Y PESCADOS

El conejo, la vaca y la ternera son los principales elementos cárnicos de la cocina belga, en la mayor parte de los casos acompañadas de abundantes verduras (mayormente de patatas, endibias, espárragos y cebolla). En Bruselas podremos disfrutar de las especialidades gastronómicas de cada región del país.

Entre los primeros platos más populares encontramos la Carbonade (un guiso de ternera en salsa de cerveza y verduras), el conejo con cebolla y moras, el Waterzoi (pollo con puré de patatas y verduras) o las deliciosas endibias gratinadas con jamón.

En cuanto a los pescados y mariscos, los protagonistas son sin duda los mejillones. Otros pescados muy típicos son los arenques (ahumados, marinados o en vinagre), las sardinas y las anguilas. Los mejillones con patatas también pueden ser degustadas como plato principal en sus muchas variantes, aunque los más populares son los mejillones al vino blanco.

REPOSTERÍA

Si hay algo que destaca sobremanera en la gastronomía de Bélgica son los chocolates. Aquí hay chocolaterías centenarias, donde aun se trabaja de manera artesanal y se elaboran bombones que son auténticas obras de arte (y algunos se pagan como tales).

Otra especialidad son los gofres, esponjosos por dentro, crujientes por fuera y con todo tipo de acompañamiento como chocolate, nueces o trozos de fruta. Las Speculoos son unas galletas de mantequilla y azúcar moreno especiadas, muy populares para tomar con el café y pueden llevar canela, jengibre o almendra picada.

PRODUCTOS TÍPICOS DE BRUSELAS

Sin duda, el producto estrella de Bruselas es el chocolate. Este producto se elabora tanto de manera industrial como artesanal y puede ir acompañado de trufas, relleno de speculoos, con diversas especias o sobre un gofre y hay varias chocolaterías artesanales que preparan auténticas obras de arte en chocolate.

Para chocolatear: comer y comprar chocolate en Bruselas

Tags:

Imprimir


1 comentario

Comments RSS

  1. ¡Delicioso post sobre la gastronomía belga! Muchas gracias por compartirlo con todos nosotros. ¡Saludos!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top