Información útil para viajar a Bruselas

grand-place-bruselas

Si estáis planeando viajar a la ciudad de Bruselas, hay ciertas cosas que es conveniente conocer de antemano. Aparte de los lugares que podemos visitar o la gastronomía del país, también es importante saber cómo movernos por la urbe, conocer las direcciones importantes y no dejarnos ningún papel atrás.

La ciudad de Bruselas, capital de Bélgica,  abarca una extensión de 32, 61 km2 y cuenta con aproximadamente 150.000 habitantes. Se encuentra a unos 41 km de la ciudad de Amberes, a 47 de Charleroi y a unos 100 km de la hermosa Brujas. En Bélgica se hablan tres idiomas, el francés, el neerlandés y el alemán, siendo el francés el más extendido de todos, con casi un 40% de hablantes.

La documentación que necesitamos para entrar en Bélgica (si no pertenecemos a la Unión Europea) es el Pasaporte, aunque si planeamos permanecer unos meses (más de 3) o quedarnos a trabajar, necesitaremos tramitar el visado.

El clima en Bruselas es mayormente templado, aunque baja considerablemente en invierno, donde la media queda por debajo de los 10ºC. Es recomendable hacer nuestra visita en los meses desde Mayo hasta Septiembre, sobre todo si no toleramos bien el frío. La franja horaria es la misma que la de Madrid, así que tiene la misma hora que la Península Ibérica.

Aunque cuenta con su propio aeropuerto, que se encuentra en la localidad de Zaventem (a 12 km de la ciudad), muchos viajeros llegan a Bruselas desde el vecino aeropuerto de Charleroi, y desde allí se puede tomar el Brussells Shuttle (un autobús que nos lleva directos a la ciudad por 13 euros, en unos 45 minutos).

Una vez en Bruselas, si queremos movernos por la ciudad o salir de ella, contaremos con un completo sistema de autobuses, tres estaciones bien comunicadas con el exterior (la Estación del Norte, la Estación Central y la Midi Sur), taxis y varios servicios de alquiler de bicicletas (muy populares en Bélgica y Holanda). Para viajar en autobús es recomendable contar con la Brussels Card, con la que podremos viajar disfrutando de un descuento y además incluye el derecho a entrar en más de 30 museos de la ciudad.

Hay que aclarar que no se puede parar un taxi por la calle, es imprescindible llamar a la central, esto se hace para controlar mejor las carreras de los taxistas, pero supone un inconveniente para el turista, sobre todo si no lo sabe de antemano. Ojo con la tarifa nocturna, la subida del precio se nota.

En cuanto a los trenes, son la mejor opción para salir a visitar otros municipios del país o incluso países. Bélgica cuenta con una red ferroviaria excelentemente comunicada con el resto de Europa. El metro sólo cuenta con dos líneas, debido a que sólo complementa a los demás servicios de transporte, no obstante la ciudad cuenta con unas 64 paradas de metro.

Los billetes de Metro, Autobús y Tranvía con válidos son del mismo tipo, pudiendo ser usados indistintamente en uno y otro medio de transporte.

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top