Disfrutando de los chocolates de Bélgica

neuhaus chocolates

Una de los principales características por las que pueden presumir los habitantes de Bélgica, es por su pasión por la buena gastronomía, tanto en lo referente a la cerveza como a la comida. Pero la cosa no queda ahí, ya que en Bélgica se pueden encontrar exquisitos chocolates, algunos de ellos comparables a obras de arte, aunque no durarían demasiado en una exposición…

Pasear por determinadas zonas de Bruselas, como las Galerías de Saint-Hubert, la Grand Place o el Grand Sablon, puede ser una gran tentación para los golosos, tanto por las chocolaterías como por los puestos de gofres que tan típicos son aquí. En la mayoría de los casos, los precios son bastante asequibles, pero hay más de una chocolatería que vende sus bombones a precios que la mayoría no nos podemos permitir (salvo quizá en ocasiones muy especiales).

Ruta de chocolaterías en Bruselas

Comenzaremos por la cadena Leonidas, de fabricación industrial pero aun así, de muy buena calidad. Es la marca por excelencia para quienes quieran llevarse un recuerdo o regalar a sus seres queridos, además de contar con precios al alcance de cualquiera, aunque no son muy apreciados por los belgas. Hay varias sucursales por el centro de Bruselas, una de ellas en las mismas Galerías de Saint-Hubert.

La casa Neuhaus, que comenzó sus andaduras como farmacia, posee unos chocolates más elaborados y finos, haciendo especial hincapié en la exclusividad de sus recetas y la calidad de la materia prima. Por supuesto, son algo más caros. La tienda original se encuentra en las Galerías de Saint-Hubert y viene funcionando desde 1857, aunque podemos encontrar otras tiendas en la Grand Place y en el Aeropuerto de Bruselas (por si nos acordamos en el último momento).

La cadena de chocolaterías Godiva funciona desde 1926 y es una de las más prestigiosas de Bélgica, que ya es decir mucho. Podemos encontrar algunas tiendas en el centro de Bruselas, concretamente en la Grand Place o en la zona del Grand Sablon. Las trufas con chocolate o sus famosas “Gemas” con frutas son delicias para los paladares más exigentes.

Los chocolates Marcolini sólo pueden ser comparados a las joyas, además de la calidad de sus bombones, encontramos un exquisito cuidado por el diseño de los mismos. Además de chocolates, también encontraremos las deliciosas y típicas speculoos hechas a diario. Además de ser exclusivas del país hay que decir que son prácticamente los chocolates más caros de Bélgica, pudiendo llegar algunas de sus cajas a costar los 130 euros.

Tours de chocolates por Bruselas

Tienes la opción de hacer un tour por Bruselas para pasar por algunas de las mejores chocolaterías, y por supuesto, hacer una degustación de la mano de un guía experto.

También puedes asistir a un taller en el que te convertirás en maestro repostero por un día ¿te atreves?

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top