Causas y consecuencias del Tratado de Bruselas

Soldados belgas

Tras finalizar la II Guerra Mundial, los países europeos participantes en el conflicto decidieron unir sus fuerzas para crear un pacto defensivo, de mutua cooperación entre países, y ante futuras amenazas por parte de los alemanes y también del llamado “bloque soviético”. El Tratado de Bruselas fue firmado el 17 de Marzo del año 1948 y los integrantes del acuerdo fueron Bélgica, Gran Bretaña, Francia, los Países Bajos y Luxemburgo. Para no levantar ampollas en las tensas relaciones exteriores con la Unión Soviética, se explicó a los rusos que el tratado era un mero compromiso de apoyo, sin fines militares concretos.

La posterior adición de Estados Unidos al tratado de Bruselas consolidó la llamada OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), lo cual suponía que el “bloque capitalista” contaba con posiciones estratégicas muy aventajadas, creando una especie de barrera disuasoria para posibles agresiones comunistas por parte de chinos y soviéticos. Otra ventaja con la que contaron durante un tiempo los aliados de la OTAN fue la posesión de las armas nucleares, lo que propiciaría años más tarde la famosa “carrera nuclear”, en la que numerosos países hicieron abundante acopio en sus arsenales de estos ingenios tan peligrosos.

En un principio, los Estados Unidos no tenía intenciones de adherirse al Tratado de Bruselas, debido a que comprometía políticamente su situación de paz, debido a que se trataba de una alianza que sólo debía afectar a los países europeos en caso de guerra, aunque fuese defensiva. Tampoco estaban dispuestos a poner la mayor parte de los efectivos en el caso de un conflicto en Europa. Pero finalmente Estados Unidos, acompañado de Canadá e Islandia se unieron al tratado de la OTAN, al que más tarde también entrarían Grecia y Turquía.

Estados Unidos, antes de unirse al Tratado de Bruselas, exigió que éste fuese ampliado, tomando un carácter militar que no poseía en sus orígenes. La Resolución Vandenberg, firmada en 11 de Junio del año 1948,  consiguió este objetivo, dando legitimidad ante el Senado americano de un pacto militar con los países europeos. Con la posterior llegada de la República Federal a las filas de la OTAN, se hizo necesario crear un organismo regulador de las actividades de cada país, de lo que surgió la Unión Europea Occidental.

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top