Fotos en el Atomium

atomium-desde-el-bruparck-02

Uno de las más emblemáticas construcciones de Bruselas es el Atomium, que lleva formando parte de la ciudad desde la Feria Mundial de 1958.

Diseñado por el genial André Waterkeyn, este extraño edificio que parece sacado de un libro de ciencia-ficción, representa un cristal de hierro aumentado 1000 millones de veces y alcanza una altura de 102 metros.

vistas-desde-el-atomium-01

El interior de sus esferas se utiliza a modo de salas de exposición y la esfera superior es un mirador desde el que se pueden disfrutar unas magníficas vistas de Bruselas.

vistas-desde-el-atomium-07

Las nueve esferas metálicas de las que consta el Atomium están conectadas entre sí por pasillos y escaleras, y para subir a la esfera más alta, en la que está el mirador mencionado, cuenta con un ascensor.

interior-del-atomium-04

Aunque estas esferas suelen albergar exposiciones temporales, la más importante, la que siempre está presente y es permanente, está dedicada a la Exposición Mundial de 1958, aquélla para la que fue construido este singular monumento bruselense.

atomium-02

Si aparte de hacer esta visita tan particular, queréis probar una experiencia diferente, en el interior del Atomium también podréis comer, pues cuenta con un restaurante panorámico en el que degustar la gastronomía típica belga.

atomium-03

MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL ATOMIUM

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top